martes, 15 de enero de 2008

Ya estamos de vuelta!

Tras un largo trayecto de más de 15 horas, regresamos a nuestra ya querida tierra de, en palabras de Dani: "agua aquí, agua allí, allí más agua (tiki-tiki-tiki (interpretación de catarata), y más agua, a tope de agua".

Pues eso, con lluvia, que no nieve encontramos Buffalo. Pronto descubrimos que se trataba de una pequeña tregua porque ayer ya comenzó a nevar como de costumbre, y ya tenemos un bonito campo blanco a nuestro alrededor.

Menos mal que hay cosas que te facilitan el viajar con niños, como el asiento con correas para mantener al niño quieto mientras el progenitor atiende sus necesidades fisiológicas. Recuerdo una vez que Dani se coló al baño de al lado gateando por abajo.

La foto con la estantería de pañales corresponde al servicio de mamás de un supermercado de la zona. Todo un detalle que no quiero pensar cómo estaría en España.

En fín, un par de curiosidades más para nuestros lectores.

1 comentario:

Silvia y Juan dijo...

Igualito que en España,joooor pues no hay que aprender con esta gente.