lunes, 17 de diciembre de 2007

Ande yo caliente, ríase la gente


Me hace gracia algunos comentarios recibidos en privado sobre las fotos de New York. Que si llevabamos medio armario encima, que si casi no se nos veía la cara,... Creedme, todo es poco para el frío que hacía.

En estas circunstancias las modas, los combinados, el matching (esto me pega con lo otro)... pasa a otra dimensión. Hoy sin ir más lejos he descubierto que a las 7.30 de la mañana, nueve bajo cero, las cinco layers (camiseta de tirantes, camiseta manga larga, jersey cuello vuelto, forro polar y abrigo) no es demasiado. Eso sin comentar los leotardos y calcetines, el pantalón y las botas todoterreno (dícese de las botas cuya suela tiene más cancho que cualquiera de los neumáticos de un Range Rover). Por supuesto dos números más grandes, para que planeen y además acojan a los dos ó tres pares de calcetos.

También es de destacar la mania de todas las madres de arropijar a los hijos aún más de lo que ellas mismas se arropijan. Si la madre tiene frío, el niño está helado. Pero no olvidemos qué pasa si es la abuela la que tiene frío, entonces el niño está congelado. Es una ley física-química que nunca falla.

Adjunto os deleito con un par de fotos de un periódico local de Buffalo, para que veais que no sólo nevó al ladito de casa.

Hoy para sacar mi coche del garage he tenido que tirar de pala para poder levantar la puerta. Ahí iba yo con mi palaza, con mi último descubrimiento, el gorro de lana debajo del de fieltro-impermeable, que sólo me deja medio ojo al aire, entre la bufanda y el ala del gorrete, palazo va, palazo viene.

Lo que tiene tela es que tenía cuatro tractores quitando nieve a mi alrededor y ni uno solo se ha dignado a quitarme la nieve de mi puerta. Al ver el panorama en vez de amontonar la nieve, se la tiraba en medio la calle, a ver si les daba pena, pero nada.

Y yo que pensé, unos carajillos para los mozos si me ayudan, ellos se pierden!

1 comentario:

Oscar dijo...

Al ver estas fotos con tanta nievo no tengo más que desearos feliz Navidad.

Que envidia eso de estar en los "states", disfrutar de la experiencia.

Os sigo leyendo y viendo esas fotos tan increibles. Un abrazo.