miércoles, 12 de septiembre de 2007

Estudiar en América

Podría caer en la tentación de generalizar a todas los centros universitarios, pero me limitaré a contar la experiencia en la UB. La Universidad en América es mucho más que un centro de estudios, es un reto.

Llevo poco tiempo, pero el suficiente para darme cuenta de un par de diferencias bastante chirriantes para una españolita de la Complutense. Ahí van:

1- La clase bien se podría llamar prolongación de la cafetería:
Esto es lo que más me llamó la atención, la gente come y bebe en clase, pero no un caramelo o un sorbito de agua no, a saber:
Bebe: café, zumo, agua, sopa, té, coca-cola (con su psssssssss al abrirla en medio de la explicación),... lo que sea en todos los formatos: vasos portátiles-termo, de plastico, papel, botellas, tazas, de todo.
Come: cacahuetes, pretzets (especie de colines con sal por fuera), galletas, donuts, yogurt, manzana, sandwich,... de todo he visto.
Lo mejor de todo es que al profesor no le molesta, inténtalo en España, sales en los periódicos!

2-Lo de la gorra de beisbol de las películas, es cierto. La gente (especialmente chicos) no se la quita ni en clase. Ayer conté 12. Cada una diferente (no sólo de la Universidad, de equipos, clubs, asociaciones, de lo que quieras).

3- La participación en clase no requiere una alta capacidad intelectual, se dice algo y punto. Eso está bien, así van luego sin miedo a nada por el mundo. En España recuerdo hablar para preguntar algo que no entendía o que no había pillado bien. Aquí se opina. Sí, y no pasa nada. Para no aburrir con Activos y Pasivos, emplearé un paralelismo entendible por todos: Pues resulta que un colega levanta la mano en mitad de la explicación y dice (claro porque se habla directamente, no sé bien porqué levantan la mano entonces)- "La rueda es redonda", y claro el profesor ante tal obviedad cierta dice: "Perfecto, veo que lo has entendido"- a eso que otro lumbreras apunta: "Y tiene 360 grados", ahí el profesor se anonadó ante tal descubrimiento: "Muy bien, veo que no sólo os queda claro sino que vais más allá". Yo no salía de mi asombro. La gente con la boca abierta, las paredes de la clase sudando sabiduría ay!!!!!!!!!!

Me quedó el consuelo de pensar que serían consultores. Eso se les da bien. Y ya no os digo más del que bordó el temita. El amigo dijo que además podía rodar! Eso me tocó la patata. Hablando de patatas, estuve por quitarle una al que tenía al lado, pero eran sabor curry, no me atreví.

En fín, a parte de lo arriba comentado, que es cierto, las universidades aquí tienen muy buenas organizaciones estudiantiles, grupos de todo: teatro, música, de todos los deportes (incluido ping-pong), etc. Es verdaderamente otro mundo. Como diferencia principal destacaría que generalmente los estudiantes no viven con sus familias aunque sean de la misma ciudad. Viven en el mismo campus, en pisos de estudiantes, residencias,... Viven por y para la Uni.

Las técnicas de enseñanza pasan mucho por infinitas lecturas de donde enseñan a extraer y a reflexionar, siempre bajo un propio punto de vista, que luego es discutido y analizado en clase. Es más un trabajo contínuo que una empollada de última hora lo que se pretende.

Como todo, este sistema tiene sus pros y sus contras, os invito a comentar!

2 comentarios:

Rafamorales dijo...

Si es queeeeeeee, quien te manda a ti meterte en un fregao como ese, YA TE VALE!!!!!!!!!!, lo peor de todo es que encima dices que tiene sus prosssss. Ya me contarás a la vuelta cuales son,..., yo nos lo veo.
Espero que tus aportaciones den algo de cahe a la UA y que les recuerdes donde estudiamos,
Besos

Mary Joe dijo...

Pues a ver Rafa si de una vez por todas me entero de cómo trabajar lo justo y necesario y no hacer el panoli. Y si para ello me tengo que chupar 3 años más de Uni, pues Bendito de Dios, habrá merecido la pena, no?
Yo también os quiero,
mjose