martes, 13 de enero de 2009

El dia de la marmota

Madrid, Barajas:
Creo que es el 2 de febrero, pero aqui lo es todos los dias. Tenemos de nuevo la montaña de nieve en la puerta de casa que han osado a colocar otra vez este invierno los quitanieves en mi ausencia. Estara ahi hasta el mes de abril por lo menos... Salimos de Malaga para entrar en Malagon.
Buffalo, NY:
En fin, esperamos los 20 bajo cero el jueves. Hoy toca aprovisionamiento de emergencia por si se congelan las tuberias y petan.

Ya en serio, el viaje esta vez fue agotador, 4 horas de retraso para salir (y dando gracias, porque presenciamos los motines de los vuelos de Caracas y Buenos Aires) y conexion perdida en Nueva York.

Con n maletas y el pobre niño sentado encima a patarrajon, recorrimos medio JFK hasta que alcanzamos la terminal 5 (eso si, todo bajo techo cubierto). Ese momento Dani se tiro al suelo y tras decir "Dani a acostar", te desplomo al suelo dormido profundamente. Ese fue mi momento de gloria: tirar del Dani, la mochila, los forros polares y los abrigos con sus correspondientes bufandas. Nadie me ayudo, eso es lo bueno a demas de la destoxificacion de mis poros emanantes. Llegar a la puerta de embarque en esas circunstancias fue una prueba de fuego a lo que venian a ser las 4 de la mañana hora española (salimos de casa a las 11, echad la cuenta).
Pues bien, tras 20 horas de viaje, gracias a Dios llegamos a una nevada y neblinosa Buffalo que nada tiene que envidiar a Siberia si no es por su vodka. Dejamos los madriles nevaditos y nos encontramos nuestro pueblo adoptivo en la misma situacion sino peor, porque aqui no hay matanza del pueblo, ni carajillo, ni vinito peleon para soportar el frio, solo litros de aguachirri que llaman coffee.
Lo mejor del viaje: no nos abrieron las maletas.

2 comentarios:

Carolina dijo...

La foto del Piruli es muy chula. que bonito estaba Madrid pero qué poco preparado.
¿Qué me vas a contar a mí del JFK, si una vez perdí un vuelo porque no sabía que había que recorrerse medio mundo entre una terminal y otra. Y además, iba bien acompañadita: Jaime, de casi 2 años, y mi suegra, de 78.

¡Bienvenida!

Daniel dijo...

Muy chulas las fotos... lástima que me pillara en Vitoria la nevada de Madrid, pero yo también tuve lo mío unos 10 cm. la tarde-noche del día de reyes, hubiera sido muy bonito ver todo Madrid todo nevado… si no estoy en los súper atascos que hubo toda la mañana…

Dani